• Marc

Protege tus manos y pies del frio

Sabemos de la importancia de abrigarnos bien en las salidas invernales, cuando el frío se nota más sobre la bici. También hemos comentado en otros posts la importancia de las capas e ir bien equipados. Pero un aspecto que sí o sí debemos tener en cuenta siempre, es la protección de pies y manos del frío.


¿Por qué sentimos más frío en nuestras manos y nuestros pies?


A muchos ciclistas nos sorprende que mientras conservamos bien el calor en el resto del cuerpo, es en nuestras manos y nuestros pies donde más sufrimos el frío. Esto se debe al mecanismo natural de nuestro cuerpo de conservar caliente aquello que más importa, el core (donde tenemos los órganos más importantes), dejando más desprotegidas nuestras extremidades.

Cuando más sentimos el frío en nuestras extremidades es cuando la temperatura exterior es baja y también cuando vamos más rápido, como por ejemplo en descensos. Además, durante las bajadas dejamos de pedalear y esto hace que el ejercicio que pudiésemos hacer para calentar nuestro cuerpo se para, produciéndose por consiguiente mayor sensibilidad al frío.


¿Cómo proteger los pies del frío?


Cuando bajan las temperaturas, una de las partes de nuestro cuerpo donde más notamos el frío son los pies. Existen varias maneras de proteger tus pies contra el frío.


Puedes adquirir unas zapatillas de ciclismo específicas para temperaturas bajas, que ofrezcan protección contra el aire y contra el agua, contando muchas de ellas con materiales como el GoreTex.


También puedes ponerte unos calcetines más gruesos. Esta no siempre es la solución ideal, ya que seguramente lleves unas zapatillas bien adaptadas a tu pie y un calcetín más gordo puede producirte molestias.


Por último, puedes llevar algo que a los ciclistas nos encanta por su gran eficacia contra el frío, unos cubrezapatillas. Estos cubre-zapatillas van por encima de las zapatillas y ofrecen estanqueidad contra el frío y el agua. Existen muchos tipos, de diversos materiales. Estos son algunos que recomendamos encarecidamente:


Además, si el tiempo no es excesivamente frío, también puedes adquirir unas punteras para tus zapatillas de ciclismo. Éstas cubren la parte principal de contacto de los pies, tus dedos, con el frío exterior. Te recomendamos algunas:

Si quieres ver más variedad de cubrezapatillas y ver nuestras recomendaciones por tipo de presupuesto o reseñas de los usuarios de Amazon, visita nuestra página de cubrezapatillas de ciclismo.


¿Qué necesito para proteger mis manos del frío?


Lo primero que vas a necesitar son un par de guantes de ciclismo. Es importante esto último, que los guantes sean de ciclismo, ya que tanto los materiales como las costuras estarán especialmente pensadas en las manos del ciclista.


Algunos guantes están hechos de neopreno, lo que les convierte en una buena opción para proteger del frío, haciendo que el frío o la lluvia no entre en contacto con nuestras manos. Para los días cuando no haga un frío extremo, unos guantes medios serán ideales, tanto por protección como por ligereza.


Estos son los guantes de ciclismo que pensamos te irán mejor. Si aún tienes dudas y quieres ver más variedad, puedes visitar nuestra página sobre guantes, donde podrás encontrar tanto para invierno como para clima más cálido: guantes ciclismo.


A parte de las manos y los pies ¿cómo me equipo contra el frío?


Este es un aspecto muy relevante del que ya hemos hablado en otra entrada, así que si quieres saber más sobre cómo equiparte cuando hace frío, visita este otro post en nuestro blog.


A rodar!

146 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo